Blogia
paranormalia

El Planeta Rojo

El Planeta Rojo

[Antofagasta, Chile] [No sabía nada sobre este tema, ni sobre el sistema solar Tylo, ni sobre el planeta rojo Hercólubus. Ni sobre el fin del mundo. Pero el tema me divierte]. Lo leí en El Mercurio de Valparaíso:

Las Falsas Teorías sobre el ‘Planeta Rojo’. Alarma entre científicos por grupos que esperan fenómenos en la Tierra.
La desmitificación de teorías como las que adelantan el fin del mundo producto de la aparición de un nuevo planeta en nuestro Sistema Solar, abordó el astrónomo Eduardo Unda-Sanzana, en la primera actividad del nuevo ciclo de encuentros sobre astronomía en la Universidad Católica del Norte (UCN).
La cita, correspondiente al segundo ciclo de Charlas Públicas que el Instituto de Astronomía (IA) de dicho plantel puso en práctica el pasado jueves, se basó en la exposición ‘Hercólubus, ¿planeta que vendrá?’ a cargo del académico del organismo.
"Como científico, no puedo aceptar que determinados grupos infundan creencias falsas en la población y que, además, otorguen a ellas la responsabilidad de fenómenos tales como el calentamiento global, que en realidad es consecuencia de acciones humanas", afirmó Unda-Sanzana.
Emparentadas con otras ideas apocalípticas, las afirmaciones de V.M. Rabolú en el libro ‘Hercólubus o Planeta Rojo’ (1998) están siendo retomadas en distintos países, incluso actualmente con la venta del volumen en Antofagasta.

Críticas
Hercólubus es supuestamente un planeta ficticio de un sistema solar llamado Tylo, que ocupa un lugar importante en las creencias de distintos grupos New Age y gnósticos.
El colombiano Joaquín Enrique Amórtegui Valbuena, "Rabolú" (1926-2000) perteneció a grupos vinculados al gnosticismo moderno y fue seguidor de Samael Aum Weor, sobrenombre de su compatriota Víctor Gómez Rodríguez.
Su obra es blanco de fuertes críticas, que la catalogan como el nuevo gran fraude sobre el fin del mundo, ya que afirma que para 2012 Hercólubus se acercará a la Tierra y que su gran tamaño -6 veces el de Júpiter- hará que su gigantesco campo gravitatorio provoque graves cambios climáticos destructivos sobre la nuestro planeta, además de una cataclísmica actividad sísmica.
Sin embargo, los científicos han recalcado que no existen observaciones que avalen la existencia de un planeta de esas dimensiones en ninguna región próxima al Sistema Solar.
"Creo que si la gente empieza a creer en este tipo de cosas, entonces se desvía la atención de otros problemas importantes que aquejan a la humanidad, como el calentamiento global, por ejemplo", señalo Eduardo Unda-Sanzana.

Sospechas
Incluso, el académico de la UCN recordó que el mismo autor promovió sospechas sobre los programas de vacunación en distintos países, teorías conspirativas incluidas. El resultado, dijo, fue que en Estados Unidos se detectaron rebrotes de algunas enfermedades que se creía controladas.
Frente a creencias de este tipo, Unda-Sanzana destacó el rol de los científicos en cuanto a establecer la falsedad de dichas afirmaciones; de la comunidad, en el sentido de informarse; y de los medios de comunicación para servir de puente entre ambos.
"Los científicos tenemos una responsabilidad social y desmitificar teorías de este tipo es parte de ello, así como alertar de los verdaderos peligros que existen en la naturaleza", comentó.
La importancia de hablar de, en este caso Hercólubus, es que si temas así son ignorados -agregó-, de todas formas la información sigue circulando, causando preocupación en la comunidad.
Como V.M. Rabolú ya falleció, el científico de la UCN ve más que nada interés lucrativo en la difusión actual de su obra, y recuerda que, tal como ahora se adelanta el supuesto fin del mundo para el 2012, similares anuncios apocalípticos ya fueron hechos con sus teorías en las décadas de los setenta y noventa.
El peligro está no sólo en la desinformación, agregó Eduardo Unda-Sanzana, sino también en la aparición de sectas o actitudes muy radicales, como las que se han hecho patentes en el pasado en Estados Unidos. "Nunca falta el que lleva estas situaciones al extremo, más que todo porque la gente pierde la esperanza", añadió.
En la charla del ciclo de la UCN, el astrónomo desmintió además aspectos puntuales sobre el ‘planeta rojo’, como que un indicador de su presencia sería la mayor actividad sísmica a nivel global.
Lo que hay -indicó- es una actividad normal, y si es que existen más registros, eso se debe a que los equipos son mejores y más sensibles.
[Jorge Melin Falcón]
[jmelin@mercurioantofagasta.cl]
[1 de septiembre de 2008]
mercurio de antofagasta]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres