Blogia
paranormalia

Almas en Pena en el Mercado

Almas en Pena en el Mercado [Concepción, Chile] Interesante historia: Almas dejan la mesa puesta en comedor de mercado. Sigue aquí: De Noche, el Mercado Lo Atienden los Fantasmas. Locatarios y vigilantes aseguran que hay vida nocturna en el centro comercial, pero que proviene del más allá.
Como si hubieran estado en una fiesta, los fantasmas movieron los platos y sillas de una cocinería que, como todas las demás, dejan todas sus vajillas guardadas para evitar extravíos.
Dicen que cuando las puertas del Mercado Central se cierran, la actividad no para. Quienes han pasado una noche en el principal abastecedor de alimentos del centro, aseguran que, cuando la luz se va, los espíritus de locatarios ya fallecidos y de antiguos clientes deambulan por el edificio.
Uno de los encargados de custodiar la seguridad nocturna explica que "penan firme. Cuando me quedo se escuchan cosas", acusó.
"Un día sentí ruido como si hubiera una fiesta, fui al lugar de donde venía el boche y me encontré con la mesa de una cocinería puesta, con platos y servicios. Las sillas estaban abiertas, eran tres personas las que habían estado allí", relató.

Gritos de Terror
Otro lugar del mercado, donde se cree que hay fantasmas es en el sótano. Allí las noches son sinónimo de gritos desgarradores, murmullos y sonidos de pasos. Algunos aseguran que son los antiguos funcionarios los que volvieron desde el más allá.

Había Muerto
Ilda Herrera, cumplió los 47 años en su verdulería y aunque, como muchos nunca vio nada, sí recuerda el relato que le hizo un guardia.
"Un día este joven estaba haciendo su ronda y se encontró con que uno de los locales estaba funcionando muy temprano, saludó a la dueña y cruzó un par de palabras con ella. Después le contó a uno de sus colegas, pero éste le dijo que era imposible, que la mujer había muerto hacía una semana", relató la vendedora.
Su versión concuerda con la de otros locatarios que sintieron su presencia cerca de la pileta, justo en medio en medio de las coronas fúnebres que ofrecen las florerías y donde la fallecida tenía su local.
"En las tardes después que todos se van se sienten cadenas, bullicio, a veces es como si fuera de día y esto estuviera lleno de gente", contó otro de los trabajadores".
Agregó: "para venir acá en la noche hay que ser muy valiente".

Locatarios Incrédulos Hablan de Malas Vibras
Pocos los que conocen estas historias de espíritus al interior del Mercado Central de Concepción. Para muchos no es más que algo explicable, aunque poco decoroso.
"Son gatos y uno que otro ratón que anda por ahí", dijo Germán Huerta, quien lleva más de cincuenta años trabajando en el centro comercial.
Pero para Julio Cordero, los ruidos y las energías negativas tienen una explicación todavía más deprimente.
"Pasa que estamos viviendo un período de inquietud con los líos con la inmobiliaria. A lo mejor los espíritus llegan por la desesperación de la gente", explicó.
Es que para el hombre que lleva 70 años en el tradicional comercio, el edificio que se levantó con tanto orgullo hoy no es otra cosa que una decadente víctima de los problemas que tienen en Tribunales la disputa por el inmueble.
Según Cordero, por este motivo no existen fondos que permitan hacer la mantención y la humedad y el tiempo están corroyendo hasta el último rincón del emblemático recinto.
[4 de septiembre de 2007]
crónica ]


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres