Blogia
paranormalia

El Árbol que Sangra

El Árbol que Sangra [Coronel] No es la primera vez que aparecen noticias sobre madera sangrante, incluyendo a veces madera muerta. No dudo del fenómeno. Pero, claro, los esfuerzos por entenderlo no pagan. Sigue aquí la nota en el diario Crónica.

Devoción por Árbol que Sangra. Historia de La Virgen del Boldo cobra cada día más adeptos.
Pese a que el origen de esta leyenda se remonta a más de cien años, aún hoy se encienden velas al tronco donde una vez se dibujó la cara de la Virgen. El mismo árbol que, tras el golpe del hacha de un leñador, sangró y se convirtió en patrón de los mineros.
Los herederos de la minería siguen visitando el árbol de los milagros, al que los hombres del carbón confiaron sus vidas.
Cuenta la leyenda que un día la cara de la Virgen apareció dibujada entre las rugosidades del boldo ubicado en el acceso del pique Arenas Blancas, en Coronel.
Tiempo después, un minero en busca de leña cortó una rama del árbol sagrado, del que brotó un espeso chorro de sangre que escurrió hasta la tierra. Así nació la historia de ‘la Virgen del boldo' o ‘la santita del boldo', venerada por los trabajadores del carbón y sus familias.

Mito Centenario
De estos milagros ha transcurrido más de un siglo, sin embargo, y aún después de la extinción de las minas, la devoción continúa con fuerza.
De los vestigios de esta impactante historia llama la atención la presencia de añosas marcas de hacha en el tronco que se eleva por sobre los siete metros y del que se sujetan placas grabadas con la frase "gracias por favor concedido".
Mario Gutiérrez, escritor dedicado a investigar la tradición coronelina, explicó que tras la visión, los mineros construyeron una ermita para venerar a la Virgen. "Les ponían velas para que no les faltara nada cuando estaban en el fondo de la mina", relató.
Aseguró además que a cambio de conservar la vida al salir del pique, ofrendaban monedas a una alcancía que luego era entregada a la iglesia.
Sin embargo, la tradición estuvo en serio peligro de extinguirse cuando comenzaron los trabajos de pavimentación del camino hacia el sector Maule, hace casi una década.

Amenazada
Fue entonces cuando jugó un papel fundamental el sacerdote José Cartes, por más de 17 años guía espiritual de Coronel. "Cuando se diseñó este camino se quería hacer una variante que implicaba limpiar todo el borde donde está el árbol. Yo hablé en ese entonces con las autoridades y con los encargados y les expliqué que ese lugar tenía un especial significado para los mineros y para la comunidad, y así lo entendieron", declaró el actual director de la Pastoral de la Familia.
Según el hombre de fe, este hito tiene especial relevancia, pues si bien no cree en la aparición de la Virgen, "sí respeto el sentimiento religioso que hay en la gente. Sobre todo porque, en el caso de los mineros, era gente que convivía con la muerte todos los días y que tenía su hábitat bajo la tierra, por lo que al subir a la superficie se sentían vulnerables y buscaban amor", reflexionó.

Cuestión de Fe
El escritor Mario Gutiérrez ha dedicado gran parte de su vida a investigar la tradición carbonífera. Relata que desde que nació hace sesenta años, el boldo ya existía y que hoy es común que quienes necesitan intervención divina en sus vidas, acudan hasta ese lugar. Sin embargo, recordó que a sólo metros del improvisado templo, ocurrió la tragedia que costó la vida a 21 trabajadores del carbón en 1994, lo que entrega un sentido todavía más místico al milagroso árbol.
[6 de febrero de 2008]
crónica ]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

valentina -

no me gusto
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Guido -

esta vez no les voy a responder con mis palabras sino de lo que dice la biblia....lean y hagan por favor caso a Dios. “No te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en el mar debajo de la tierra. 5No te inclines delante de ellos ni les rindas culto, porque yo soy el Señor tu Dios, Dios celoso que castiga la maldad de los padres que me odian, en sus hijos, nietos y bisnietos; 6pero que trato con amor por mil generaciones a los que me aman y cumplen mis mandamientos.,Exodo 20:4-6

Los ídolos de ellos son plata y oro,
obra de manos de hombres.
5 Tienen boca, pero no hablan;
tienen ojos, pero no ven;
6 orejas tienen, pero no oyen;
tienen narices, pero no huelen;
7 manos tienen, pero no palpan;
tienen pies, pero no andan,
ni hablan con su garganta.
8 Semejantes a ellos son los que los hacen
y cualquiera que confía en ellos.
Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres