Blogia
paranormalia

Niños Asesinados Vuelven a Penar

Niños Asesinados Vuelven a Penar [La Cruz, Chile] Un pavoroso caso, según una versión de La Cuarta. Sigue aquí: Pavor en Block de La Cruz: Madre deprimida mató allí a sus dos pequeños y se colgó, en febrero pasado. Vecinos huyen de edificio donde penan hermanitos asesinados. Departamento de la tragedia está vacío, pero "se sienten ruidos", aseguran. "Cuando vamos subiendo la escalera sin luz, sentimos un escalofrío y la respiración de personas detrás".
El horrible parricidio protagonizado en febrero pasado por una mujer que asesinó a sus dos hijos y luego se ahorcó tiene aterrados a los vecinos del block C de la población Enrique del Río, en la comuna de La Cruz, Quinta Región.
Es que los espíritus de las tres víctimas no se marcharon a la dimensión desconocida, sino que se quedaron para siempre en el departamento 304, dicen.
Desde el día de la tragedia el inmueble nunca más fue habitado, "pero igual se sienten ruidos como que están corriendo muebles o haciendo aseo", dijo a La Cuarta Sandra Segovia, quien vive junto a sus cuatro hijos en el 302.
"En la noche, cuando vamos subiendo la escalera sin luz, sentimos un escalofrío que nos recorre el espinazo y la respiración de personas que vienen detrás de nosotros", relató la mujer.
La presencia de las almas en pena fue confirmada por otras dos mujeres del edificio, las que están enfermas de los nervios y ya pusieron a la venta sus departamentos.

Cruento

El 21 de febrero Gloria del Campo, víctima de depresión, asfixió con un cojín a su hijo Carlos Andrés y dos días después apuñaló a Yoyilee, ambos menores de edad. Tras convertirse en doble parricida, la mujer se colgó con una cuerda de plástico.
Fue el marido de la mujer, Carlos López, y Sandra Segovia, la vecina del 302, quienes encontraron los tres cadáveres.
"Cuando (López) llegó a pedirme ayuda me metí al departamento y vi a la vecina tirada en el suelo, entre el pasillo y el baño. Cuando intenté socorrerla me di cuenta de que estaba muerta. Después me di vuelta y vi a la 'Yoyi' degollada sobre la cama. Luego le dije al vecino busquemos al niño, pero entramos a su pieza y también lo encontramos sin vida", recordó Segovia.
Toda la comunidad del edificio coincide en que los seres no pudieron irse del departamento luego de su muerte. Hay varios vecinos traumados y con ganas de marcharse.
Por lo mismo es que tras el baño de sangre, un sacerdote ‘limpió' el departamento 304. Pese a todo, el viudo algunas veces llega a dormir al lugar.
[F. Bonifaz/C. Godoy]
[15 de mayo de 2007]
la cuarta ]


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres