Blogia
paranormalia

Gallo Parlanchín

Gallo Parlanchín También en un diario de Concepción publican la extraordinaria historia del gallo que habla. No agrega demasiado a lo que ya sabemos. Sigue aquí:

Enigmático hecho primero causó incredulidad y después temor entre los vecinos. Juran que gallo es súper parlanchín. El animal canta como todos los de su especie, pero, junto a eso, según los pobladores, puede decir tres frases. Hace seis meses que una dama le escuchó emitir extraños sonidos por primera vez y hace un par de semanas, otras dos personas lo oyeron. Un grupo de vecinos de la población Golondrinas de Hualpén asegura que un gallo puede hablar.
Sí, leyó bien, puede hablar.
La historia es así.
Varios meses atrás, una familia (de la cual no revelaremos su identidad, por ahora) recibió de regalo un pollito que lo trajeron del sector Quilacoya, comuna de Hualqui. De inmediato, fue adoptado como una nueva mascota.

Infancia de Pollo

Dicen que lo trataban casi como a una guagua, porque los integrantes del grupo familiar jugaban con el animal y éste corría por toda la casa, igual como lo hacen los perros o los gatos.
El pollo con el paso del tiempo se volvió gallo y empezó a cantar sus primeros ‘quiquiriquís'.
La diferencia es que los sonidos que emitía eran más graves que los de sus pares gallunos, situación que se mantiene hasta hoy.

Inteligente y Choro
Pasó el tiempo y el que era un simple gallo más, de a poco, empezó a sufrir una transformación en su personalidad, la cual tomó características bastante particulares.
Aunque cueste creerlo, los vecinos señalan que empezó a mirar a la gente, cantaba de manera intermitente durante las 24 horas del día e incluso, intentó atacar a su dueña usando su espolón. "Cierto día, yo me acerqué mucho, justo ahí se puso como de espalda en el suelo y con las alas se dio impulso para atacarme con sus patas. Me dejó un pequeño tajo en la pierna izquierda", relató la dama hualpenina.

Extrañas Palabras
Seis meses atrás, aproximadamente, una vecina de la dueña del gallo, que vive en la casa contigua, escuchó cómo el ave cantaba en medio de la noche. De pronto, sus ‘quiquiriquís' habrían empezado a transformarse en la frase: "No peleen más, ‘no peleen más".
Impactada por lo que -según asegura- escuchaba, la mujer se desesperó. Se asomó a una ventana que da hacia el patio de su vecina y comprobó que efectivamente era el gallo el que emitía esas "extrañas palabras", según aseguró.

No Dijo Ni Pío
Por el temor a que el resto de la gente no diera crédito a su observación, la hualpenina prefirió mantenerse en silencio durante casi seis meses.
El mutismo terminó cuando su madre, una dama de la tercera edad, también le habría escuchado los mismos confusos sonidos.

Buscan Ayuda Tecnológica

Las vecinas no ocultaron sus sentimientos de terror con respecto a este caso. Es que no saben si se encuentran al frente de un ser celestial o de un animal embrujado.
Pero ellas juran que las frases que han escuchado son reales y que sólo les falta tener un registro de audio que pueda mostrar al mundo, que lo que dicen es la pura y santa verdad.
Sólo después de eso darían a conocer sus identidades y más detalles de lo que ha sucedido con el animalito.
Para lograr el registro de audio, a las damas les gustaría tener un equipo que sea capaz de grabar los sonidos durante varias horas seguidas y que no esté manejado por una persona cerca del animal, para no interferir en su comportamiento.

Las 3 Frases Misteriosas

Una vez que madre e hija escucharon la frase pacifista ("No peleen más"), decidieron preguntarle derechamente a la dueña del ave por lo que sucedía con el supuesto ‘gallo parlanchín'. Esta última, con una sonrisa le dijo: "Sí señora, yo también lo he escuchado hablar".
Después de que las tres comprobaron lo que sospechaban, decidieron ponerle ‘más oreja' a los cantos del plumífero. En otra oportunidad, también en medio de la noche, las mujeres dijeron que se escuchó un disparo a lo lejos y el gallo volvió a pronunciar la frase "No peleen más".
En otra ocasión le escucharon decir: "¡Papeles ajuera, papeles ajuera!" y en otra, "¡La pala, la pala!". Esto último, minutos después que un hombre recorrió la población vendiendo palas que se usan para recoger el polvo adentro de las casas.
[30 de noviembre de 2006]
crónica ]


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Ricatú -

Las cosas que la gente cree escuchar ni ellas mismas se la creen. Si fuera por escuchar hablar a los animales, pónganle oreja a las gaviotas, a los gatos, a los perros (cuando lloran) y otros tantos más. Giles
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres