Blogia
paranormalia

Soñé Que Era Atacado Por Demonios

Ayer he tenido un sueño sorprendente: nada menos me perseguían unos demonios. Los personajes del sueño éramos mi novia y yo, aunque nunca logré verla ni a ella ni a mí mismo. Simplemente sabía que éramos nosotros, pero sin cuerpos físicos. Pareciera que yo (el soñante) hubiese entrado en un episodio de mi vida que se desarrollaba en otro lugar y con otro yo. En fin, no quiero complicarme. El asunto es que nos perseguían unos demonios también la mayor parte del tiempo invisibles, pero a veces podía visualizar. Eran pequeños murciélagos, como del tamaño de una mano y muy parecidos, en su rostro, a las gárgolas que se suele ver en las viejas catedrales de Europa. Eran furibundos y extremadamente violentos. No sé qué habría pasado si hubiéramos caído en sus manos. Escapábamos, no sé si volando porque no veía nuestros cuerpos, pero sí naturalmente desplazándonos de alguna manera. No combatíamos a los demonios; sólo tratábamos de confundirlos y escapar. Recuerdo un episodio en que estamos en unas enormes montañas, con profundos barrancos, cerca del mar. Un lugar bello, inhabitado. Creo que algunos demonios se estrellaron contra las paredes rocosas y escarpadas de un barranco. Tengo la sensación de que lo hacíamos a propósito -dejarnos perseguir para que se aplastaran, pero no estoy seguro.
También en un momento, escapando, vi el planeta Tierra. No desde muy lejos, quizás desde alguna de las capas superiores de la estratosfera, porque veía claramente la curvatura del planeta, y sus océanos. Siempre escapando. En ese momento -como ahora que escribo- sentía mucho temor. Eran demasiados demonios, aparecían por cualquier parte de improviso y no sabía ya dónde escondernos. Pasé así una buena parte de la noche.
De pronto desperté muy aterrado. Sentí la presencia de los demonios en el dormitorio, pero sin verlos. Mi novia dormía a mi lado. Puse mis brazos en cruz y comencé a gritar algo así como: "¡Tienes miedo de la cruz, tienes miedo de la cruz!", o algo similar, cientos de veces. Pero su presencia era muy fuerte. Me obligué a despertar completamente (estaba yo tendido en la cama, con los brazos cruzados sobre mi pecho) y encendí la luz. Fui al baño. Me tranquilicé algo (hoy he descubierto que el teléfono de la ducha, mejor dicho, el fierro del que cuelga, forma inesperadamente una cruz plateada). Salí y dejé la luz encendida -lo que nunca hago, pues soy de las personas que gustan de la oscuridad más absoluta y no tengo problemas en orientarme en ella). Tenía mucho miedo, y estaba completamente en mis cabales. Volví a acostarme y sentí la presencia de esos demonios, revoloteando en el cuarto. Crucé nuevamente los brazos y comencé a entonar esa frase que no recuerdo exactamente. Me cansé de tener los brazos en cruz y de estar tendido boca arriba. Crucé entonces los dedos y volví a dormirme.
Luego, al despertar nuevamente por la mañana, se me han venido una serie de cosas a la cabeza y a los labios. Por ejemplo, que se trató de un ataque de los demonios y que el ataque tiene que ver con los fascistas. Es raro. Aunque soy anti-fascista como muchos de mis amigos -más que eso soy amante de la vida- no me atrae realmente ocuparme en exceso del tema, lo que evito a pesar de la realidad del país en que vivo. Pero veo a esa gente como salidos del infierno y venidos a la Tierra a causarnos mal. Bien, se me ha venido a la cabeza que Dios nos protege y que de alguna manera hacemos parte de su causa. Ahora las palabras de un amigo -que somos el pueblo de Dios- adquieren un nuevo sentido para mí. También se me ha venido a la cabeza que nuestra causa es justa y es también la de Dios. También, de todas las cosas, que yo pude protegerme haciendo la cruz con mi cuerpo, pero que en realidad es buena y casi solamente la cruz de plata (y no la de oro, que me suena muy mal y me parece que no puede ser la nuestra). Es muy raro lo que digo. Me suena extraño a mí mismo. Mañana saldré a buscar cruces, que me digo tendré que llevar y colgar en todas las habitaciones y armarios de casa.
Creo que el ataque de los demonios tiene que ver como digo con los fascistas. Ahora, aquí nadie se llama a sí mismo fascista. Según creo, se ocultan bajo otros nombres en partidos establecidos y operan a altos niveles del gobierno. Más que fascistas son en realidad nazis. Pero tampoco sé muy bien porque digo esto. Creo que el fascista persigue un orden injusto y que su énfasis en el orden puede ser muy negativo. Pero el nazi es sólo odio y caos y sólo quiere el mal de la humanidad, y su destrucción. Son, como creo, demonios.
Casualmente hoy abro un diario de algunos días que tenía por leer y lo primero que encuentro es una reseña de una novela de un autor judío en que uno de sus personajes -el principal, creo- es un nazi que se ha disfrazado de judío, hasta el punto de que se convierte, se hace la circuncisión y termina finalmente como gran líder de los judíos, a los que luego exterminará. El autor traza paralelos con personajes de este país y aclara que por curiosas razones -no tan curiosas, en realidad- los nuevos nazis son más que todo anti-musulmanes. Pero lo son porque, hijos de nazis, se han identificado con los judíos y pretenden servir la causa judía propagando el odio y la destrucción de la humanidad musulmana. En realidad, cualquiera puede ser su blanco, porque sólo buscan la destrucción y tanto les da la invención de un enemigo que de otro. De momento, son los demonios anti-musulmanes, pero llegará el momento en que se descubra su odio de los judíos y de todo lo que les sirva para hacer de otras humanidades objeto de su odio.
Digo lo que se vino a la cabeza a raíz del sueño, en el improbable intento de darle una explicación. A nivel consciente pienso a veces que bin Laden y los suyos son también demonios, pero nunca he confundido a esos monstruos con los musulmanes ni con los árabes, cultura y pueblo por los que siento simpatía y entre los que no incluyo necesariamente a sus fanáticos religiosos con la cabeza sumergida en los vahos pantanosos de enfermizas especulaciones teológicas. Tampoco he soñado con ellos.
Me queda rondando esa idea que leí y a cuyo autor conozco bien. Somos el pueblo de Dios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

ignacio -

Hola:
Me pareció muy intereante y entretenido tu sueño.
La verdad es que yo soy fascista o mejor dicho ultra fascista y no considero que me impulse ni el odio ni el rencor.Fui criado el el seno de una familia católica de clase media bien constituida. No soy satanista ni nada por el estilo ni tampoco soy ignorante pues tengo estudios superiores.
Creo que es necesario, al igual que cualquier persona que apoya o critica una doctrina, el que leas más sobre autores originales del fascismo y no solo a sus criticos ni a la prensa abiertamente poco objetiva.
Me gustó mucho leer tu sueño y espero que sigas escribiendo tal cual lo haces.
Saludos desde Chile.

pepa -

la vidente de la virgen de ámsterdam también vio demonios así, como enroscados... ahora que lo dices.

fede -

Murciélagos furibundos? hmm... A veces las ramificaciones nerviosas que percibe el ojo en los párpados durante el sueño inspira imágenes similares a dichas ramificaciones. Se me ocurre.
De nada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

pepa -

Luis, me dijo a mí la madre de un amigo, brujilla ella, que el inodoro hay que tenerlo siemptre cerrado, pues de allí salen bichos demoníacos.

Luis Flores -

Yo vi -vislumbré más bien- un diablo negro. Fue una sombre a ras de suelo que una noche salió del cuarto de baño. Veloz. Se coló por la puerta del living; salió detrás de mi marido, que había estado en el baño justo antes. A oscuras; y mi marido salió trasformado entonces. Sentí un impulso irracional de abrir la ventana; para que saliera la mancha negra, supongo. Mi marido enfermó, estaba de repente enfermo.
Los demonios son una realidad física. No tengo dudas.

pepa -

"A nivel consciente pienso a veces que bin Laden y los suyos son también demonios, pero nunca he confundido a esos monstruos con los musulmanes ni con los árabes [...]"
Pregunta: Has confundido a los nazis ideólogos y/o nazis que se camuflan actualmente en el gobierno del país en que vives con los habitantes del país en que vives, con los aborígenes de la cultura dominante allí?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres